En Blog

La acidosis o el desequilibrio del ph – Las personas con problemas de salud derivados de valores del pH ácidos, muy ácidos o híper ácidos, se han convertido en uno de los grupos de mayor relevancia en nuestro quehacer profesional.

La acidosis es un aumento de la acidez en la sangre y otros fluidos y tejidos del cuerpo. Se dice que la acidosis se produce cuando el pH arterial cae por debajo de 7,35. El nivel de pH en sangre afecta a todas las células de nuestro cuerpo, una acidosis crónica más que probablemente corroe los tejidos corporales y si no se controla, podría afectar severamente a las actividadeås y funciones celulares y orgánicas.

El pH es un baremo creado para medir la alcalinidad o la acidez de una sustancia. Indica el porcentaje de hidrógeno contenido en esa sustancia, mediante la medición de la cantidad de iones ácidos (H+) que contiene. De ahí proceden las siglas del pH (potencial de hidroógeno).

La escala del pH va del 0 al 14, el valor 7 lo vemos como un pH neutro. Cuando el pH baja del 7, se considera un pH ácido (con exceso de iones de hidrógeno, H+), y cuando el pH aumenta de 7 se considera un pH alcalino.

Existen diferentes valores óptimos del pH en las diferentes secreciones o sustancia en nuestro cuerpo, dependiendo de su función, así por ejemplo la orina, idealmente, tendrá un pH de 8, el sudor de 5,5, el jugo gástrico de 1,5 o el flujo vaginal de 4,5 aproximadamente.

El pH óptimo de la sangre humana debería ser ligeramente alcalino con un valor entre 7,35 y 7,45, pero por desgracia se estima que el 90% de los habitantes de los países supuestamente desarrollados sufren de acidosis.

¿Por qué se produce la Acidosis? La acidosis en nuestro organismo tiene una relación directa con nuestra alimentación, pero no solo por esa razón, sino también con nuestros hábitos, con nuestra salud emocional, las geopatías y las contaminaciones a las que estamos expuestos.

Vivir un estilo de vida diario de ritmo rápido, como comer sobre la marcha y una excesiva sobre estimulación, estrés, etc., lleva a la persona a hacer frente a síntomas constantes de indigestión y un peligro creciente de exceso de acidificación (acidosis) de las células del cuerpo, que interrumpen las actividades celulares y sus funciones. Esta es la razón principal de la mayoría de las enfermedades, particularmente de las degenerativas. Una constante exposición de nuestras células a un ambiente ácido conduce a la acidosis y la acidosis crónica y finalmente a varias formas de enfermedades como el cáncer y otras de ese rango.

acidosis-desequilibrio-ph2Sabemos que un ambiente ácido y anaeróbico en el cuerpo, estimula la proliferación de hongos, moho, bacterias y virus. Como resultado, nuestro terreno biológico interno cambia de un ambiente sano oxigenado alcalino a uno ácido, enfermo. Un aumento de CO2(dióxido de carbono) en nuestro organismo causará acidosis, y un aumento de O2 (oxígeno) acompaña a la alcalosis, lo que en un porcentaje alto de personas fumadoras, con reducidos niveles de oxígeno sufrirán de acidosis en su organismo.

Esto obliga al cuerpo a desgastar constante e innecesariamente su energía celular para neutralizar y desintoxicar estos ácidos antes de que puedan actuar como veneno dentro y alrededor de las células, haciendo cambiar su entorno, comprometiendo su capacidad inmunitaria, dejándola vulnerable a los estragos y el desarrollo de enfermedades. Cuando el pH de nuestro cuerpo se vuelve excesivamente ácido, comienzan a establecerse mecanismos de defensa para evitar que los ácidos dañinos entren en los órganos vitales. La descomposición celular también produce acidosis, y la acidosis a su vez produce envejecimiento celular y un aumento de los radicales libres. La mala calidad del aire y el agua contaminada de nuestras ciudades, contribuye a incrementar la acidosis.

No obstante, actualmente podemos contar con el apoyo de expertos/as, como por ejemplo quienes ejercen la kinesiología cuántica, para poder evaluar el grado de acidosis y sobre todo qué lo causa. Si conocemos estos dos factores, podremos establecer mejor determinadas estrategias profesionales para reducirla y equilibrar el organismo, mejorando nuestra salud y calidad de vida.

Riesgos de la Acidosis

La acidez, altera los niveles óptimos de electrolitos en nuestro organismo, es decir, a un nivel químico, básico y elemental, actúa sobre nuestros electrolitos de sodio, potasio, calcio, hierro, etc., que por efecto de la acidez verá alterada la función vital, fundamental y específica que desempeña en nuestro organismo.

La acidez produce desmineralización del organismo, un ejemplo claro se encuentra con el problema que se produce con la absorción del calcio y la osteoporosis. Para combatir la acidez de la sangre, nuestros sistemas intentan compensarla con elementos alcalinos, como el calcio (esencial para la formación y consistencia de nuestros huesos) por lo que resta calcio de los huesos a fin de equilibrar el pH, lo que a la larga producirá osteoporosis (enfermedad ósea producida por falta de calcio, silicio, magnesio, etc.) o cálculos renales.

Al haber también una reducción de oxígeno en el organismo, algo básico y necesario para que se produzcan las reacciones necesarias para la vida, hace que la respiración celular por ejemplo, sea deficiente.

El médico alemán Dr. Otto Heinrich Warburg, ganador de un premio Nobel, nos dejó dicho que para que el cáncer, el envejecimiento y las enfermedades crónicas ocurran, debía existir dos condiciones: acidosis y falta de oxígeno, ya que las células cancerígenas tienen la particularidad de haber aprendido a vivir sin oxígeno.

Algunas de las causas más frecuentes de la acidosis

Se trata de un círculo vicioso. La acidosis provoca ciertas enfermedades que a su vez causan acidosis. Difícil saber cuál fue el origen, pero la kinesiología cuántica propone sencillos tests para resolver estas ecuaciones.

???? Vol.32 ??????????Consumo de azúcares, bollería industrial, sal refinada, alcohol, bebidas con gas. Alimentos precocinados y congelados. Aditivos alimentarios. Café. Golosinas azucaradas. Exceso de carne y huevos (las proteínas suelen dejar un exceso de fosfatos o sulfatos que acidifican). Exceso de cereales en nuestra dieta, sobre todo la avena. Sobrealimentación. Diarreas o vómitos continuos, enfermedades pancreáticas o biliares, (perderemos bicarbonato, lo que disminuye también el pH). Metales pesados tóxicos en los alimentos, el agua, vacunas, aire, etc., por ejemplo mercurio, aluminio, plomo, arsénico, etc. Exceso de ejercicio. Deshidratación. Medicamentos alopáticos y algunos suplementos. Geopatías, de diversos tipos y orígenes. Desórdenes cuánticos y emocionales, por estrés, etc.

Interpretación de los valores de pH

  • Valor pH 7.6: Valor ideal.
  • Valor pH entre 7.3 y 7.0: El cuerpo no está ni alcalino ni ácido.
  • Valor pH 6.4: El cuerpo está aproximadamente 10 veces más ácido del valor ideal. Es un estado en el que se puede comenzar a desarrollar enfermedades crónicas.
  • Valor pH 6.1: El cuerpo está 20 veces más ácido de lo que estaría si el pH fuese ideal. Es un estado de pH en el que ya se han podido manifestar enfermedades crónicas.
  • Valor pH 5.5: El cuerpo está 100 veces más ácido del valor ideal.
  • Valor pH 4.9: El cuerpo está 200 veces más ácido del valor ideal. Se trata de un cuerpo muy ácido y se necesita tomar medidas para corregirlo.
  • Valor pH 3.9: El cuerpo está 500 veces más ácido del valor ideal.
  • Valor pH 2.5: El cuerpo está 700 veces más ácido del valor ideal.
  • Valor pH 2.0: El cuerpo está 900 veces más ácido del valor ideal.
  • Valor pH 1.5: El cuerpo está 1.200 veces más ácido del valor ideal.
  • Valor pH 0.5: El cuerpo está 1.500 veces más ácido del valor ideal.

Una vez medido del nivel de pH de la saliva, orina, flujo vaginal, lágrima y demás fluidos del cuerpo (no sangre), a través del testaje de Kinesiología Cuántica indagamos las causas que llevaron a la persona a tener un pH ácido o demasiado alcalino para poder tratar este síntoma y el origen del desequilibrio. Dependiendo de cuál sea su causa, los tratamos con remedios cuánticos, florales, minerales, etc. Y con correcciones en la alimentación, el ejercicio, las emociones, etc.

Finalmente deseo decir que para nuestro asombro, el incremento de las acidosis y las híperacidosis, son una evidencia de cómo muchas personas están llevando unos estilos de vida por los que hay que pagar un alto precio en términos de salud.

Vale la pena revisar esto y llevar a cabo algunas correcciones que casi siempre son muy sencillas y desde luego muchísimo mas convenientes que estar enfermo o desarrollar posibles enfermedades muy desagradables o peligrosas.

Fernando Bernal Martín
Centro Vida Sana, Marbella
info@centrovidasana.com

Artículo publicado en Revista Natural

La acidosis o el desequilibrio del ph

Post Recomendados